Aeroméxico baja emisiones con renovación de su flota

0
44


[email protected]

La renovación de la flota de Aeroméxico además de incorporar mayor cantidad de asientos, permitió reducir la emisión de contaminantes.

Entre 2015 y 2016, la aerolínea incorporó 13 equipos Boeing 787-8 y 787-9 Dreamliner, considerados los más modernos del mundo, los cuales mitigar 23% el consumo de combustible y emisiones de CO2, y hasta 60% la contaminación auditiva.

También se retiraron los aviones que cubrían rutas regionales Embraer 145 para 50 pasajeros y se sustituyeron por Embraer 175 para 70 pasajeros, los cuales también emiten menos contaminantes.

Durante la presentación de su Reporte de Sostenibilidad, Carlos Torres, director de Comunicación Corporativa, Responsabilidad Social y Asuntos Públicos de Aeroméxico, dijo que algunas rutas regionales que se cubrían con los aviones Embraer fueron temporalmente suspendidas y el área comercial de la compañía evalúa las rutas en donde van a volver a operar.

Sin embargo, aseguró que ninguno de los destinos temporalmente suspendidos se quedaron desconectados, ya que se puede acceder a ellos desde otro punto como Guadalajara o Monterrey.

“Ya tenemos 13 aviones Dreamliner 787 en sus dos versiones, el avión no sólo es el más moderno sino el más ecológico. Si lo comparan con otros aviones la reducción en el consumo de combustible es de 23% y también en términos de la contaminación auditiva, ya que en otros aeropuertos hay restricciones para la contaminación auditiva y ciertos modelos no pueden llegar a ciertos destinos”, explicó Torres.

Entre 2015 y 2016, Aeroméxico renovó 40% de su flota aérea y estima que entre 2020 y 2021 concluirá con el programa de renovación.

El número de Dreamliners podría alcanzar los 19 para los próximos
tres años.

Al cierre de 2016, Aeroméxico tenía una flota operativa de 133 aeronaves con una edad promedio de 8.4 años. Del total de aviones, 68 esta ban asignados a Aeroméxico y 65 a Aeroméxico Connect.

Otra acción para cuidar el medio ambiente es el programa “Vuela Verde” donde se le pide a los pasajeros donar 35 pesos en cada una de las compras de un vuelo para que a través de la Plataforma Mexicana de Carbono se emitan certificados para proyectos de cuidado al medio ambiente como un parque eólico en Oaxaca, como ejemplo.

A través de “Vuela Verde” la aerolínea ha ayudado a reducir cerca de 5 mil toneladas de gases de efecto invernadero. Aeroméxico también firmó una alianza con la Profepa para combatir el tráfico de especies exóticas y en peligro de extinción, a través de la división cargo.

La aerolínea también apoyó a 38 organizaciones de la sociedad civil en el país para darles boletos de avión para causas especiales en temas de educación, salud, arte y cultura.

En 2016, Aeroméxico alcanzó 31.2% de participación de mercado en rutas nacionales siendo la aerolínea líder en este segmento en
el país; y con 16.7% de participación en rutas internacionales, también siendo la principal compañía aérea en este servicio.



Autor original: Sara Cantera

Fuente original: