Alberto Álvarez, especialista en salto triple, debutará en la Liga de Diamante

0
21


Rosalía A. Villanueva

 

Periódico La Jornada
Sábado 24 de junio de 2017, p. a15

El quintanarroense Alberto Álvarez está que no se la cree porque será el primer especialista en salto triple que hará su debut en la Liga de Diamante previo a su participación en el Campeonato Mundial de Atletismo en Londres, donde hará su presentación por primera vez.

Estar entre los mejores era algo que soñaba y ser invitado a París y Mónaco es un logro más, dijo el primer mexicano en alcanzar una final olímpica en Río de Janeiro 2016 y terminar en el noveno sitio.

Alberto cuenta las horas para emprender este sábado el viaje a Europa, ya que la semana entrante competirá en Ostrava, República Checa, como parte de su preparación para la cita mundialista, a realizarse del 4 al 14 de agosto.

El saltador espera que una vez estando en territorio europeo, su representante le confirme las invitaciones para la Liga de Diamante. Es casi seguro, dice sin dudar, ya que el sólo hecho de rozarse con la élite, el sentir la presión y adrenalina, le divierte y lo vamos a disfrutar.

De antemano sabe que tendrá rivales de experiencia que le demandarán al máximo. Es lo que busca para ir mejorando marcas y conseguir los 17 metros o más, porque lo tiene visualizado y eso le permitirá continuar como la sensación del continente americano en el salto triple.

Alto, delgado y de cabello chino, Alberto se dio a conocer en el mundo con una marca de 16.86 metros, que lo colocó en la cima de la clasificación en el inicio de la temporada 2016.

Su mejor salto es de 16.99 metros y en el top list de la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés) se encuentra en el lugar 30, con 16.67, pero no le inquieta porque sabe que las cinco competencias que tendrá en Europa le servirán de preparación y alcanzará sus objetivos de este año.

El joven saltador, quien nació en Chetumal y estudia en Monterrey, con el paso del tiempo ha mejorado su técnica con apenas siete años en el atletismo. La experiencia olímpica fue como un acicate, porque estaba seguro que podía dar más, pero su inexperiencia pesó.

Ahora es totalmente diferente, asegura, “ya hay menos presión que el año pasado. Lo más difícil era entrar a la Liga de Diamante, porque en Juegos Olímpicos y Mundiales te piden marcas.

Para mí sería mejor romper (la marca), estoy en buena forma competitiva como se vio en Monterrey; tendré tres competencias que me darán más confianza justo para llegar a Londres y quedar entre los mejores, promete el triplista, quien estará acompañado de su entrenador Francisco Javier Olivares.



Autor original:

Fuente original: