Con hip hop, Aczino gana su cuarto duelo

0
17


La Escena retumbó gracias a la potencia de las rimas de improvisadores del hip hop del país con la celebración de la final nacional de Red Bull Batalla de los Gallos.

En su onceava edición, se llevó a cabo el evento que da lugar al freestyle, un estilo de rap mezclado con hip hop, donde las letras son completamente espontáneas.

En México se realizaron cinco clasificatorias en diferentes ciudades del país: Tijuana, Ciudad de México, Guadalajara, Cancún y Monterrey. Los gallos más talentosos fueron seleccionados mediante videos que subieron a la plataforma digital de la competencia; es así como se conformó el grupo de 16 finalistas: Aczino, RC, Osonegro, MC Gino, Sanguino, Rodh MGA, Rapder, Skel, David aka Esek, Zticma Uno, Jack Adrenalina, Lobo Estepario, Cainef MDP, Emeokase, Repick’s y Jony Beltrán (Campeón 2016).

Durante el acto, los competidores resaltaron el valor de la improvisación y la singularidad hispana en la evolución de un estilo sonoro que tradicionalmente se imagina norteamericano. Todos imprimieron el sabor característico de Latinoamérica en cada juego de palabras usado como arma para vencer a su rival en el escenario.

El jurado estuvo conformado por Eptos Uno, Danger Alto Kalibre, Tkilla, Feli Davalos y Nakury. Juntos evaluaron talento y fluidez, siendo las dinámicas 4×4. “Cuatro rimas cada uno y se van respondiendo durante dos minutos, sin parar”, aclaró Danger–, las mayormente aclamadas por los poco más de 3 mil espectadores.

Los temas abordados en las batallas abarcaron desde la crisis económica mundial, hasta la discusión de elementos de cultura general, con los cuales el reto fue componer piezas de hip hop.

Después de sortear las pruebas del jurado, el triunfo fue del tetracampeón nacional Aczino, originario de Ciudad Nezahualcóyotl, Estado de México. Él venció a Rapder, quien dio dura pelea hasta el final, logrando ser partícipe de una épica batalla.

“Ahora el pensamiento está en la final internacional, y el objetivo es vencer. No siento presión por representar a México, al contrario, estoy más en confianza. Estoy orgulloso de toda la gente de Latinoamérica con la que he trabajado. No es ningún peso competir contra ellos”.



Autor original: Alma Olivares / Clínica de Periodismo

Fuente original: