La Jornada: Balance de la Jornada

0
52


S

ería injusto no reconocerle al míster Juan Carlos Osorio el buen paso en la eliminatoria hacia el Mundial de Rusia 2018. Puede ser que a muchos no guste su estilo y que sepa a poco el 1-0 sobre Trinidad y Tobago; sin embargo, el seleccionador igualó la marca de Ricardo La Volpe en aquel trayecto que hizo caminando rumbo a Alemania 2006.

Osorio también transita como en paseo dominical por el hexagonal de la Concacaf. Los fríos números lo respaldan. Pero mejor aún, el estratega, quien por su carácter parece más inglés –país donde se formó como técnico– que colombiano, ha tenido un éxito contundente al formar un grupo que desborda armonía.

El estratega combina sabiamente el aspecto táctico con su discurso. No sólo expone a sus huestes de forma convincente su estrategia, sino que además los consiente. De forma inteligente convirtió en su brazo derecho al defensa Rafael Márquez, cuya ascendencia entre sus compañeros es innegable.

El viaje a Europa para visitarlos, saber dónde y cómo viven, y hasta para orientarlos, fue importante. La recepción en Sumiya, Morelos, con pretexto de la altitud en Ciudad de México, resultó la cereza en el pastel. Fue como meterlos literalmente al paraíso, lejos de familiares, curiosos y hasta de la prensa. Estábamos como una familia, definió Miguel Layún.

Todo redundó en dos victorias importantes: sobre Costa Rica, en casa, y la visita a Puerto España, episodios que los dejó oyendo campanas celestiales, convencidos de que la parte dura de la ruta hacia Rusia 2018 quedó atrás. No importa el marcador, los triunfos son, indudablemente, el factor que instaló sonrisas y buen ambiente.

La relación, pues, con los llamados europeos marcha sobre rieles. Osorio, no obstante, tiene una tarea pendiente: le falta trabajar con el otro sector, los talentos de la Liga Mx que integrarán la infantería con que México afrontará la Copa Oro. Está claro que la tropa de élite irá a la Copa Confederaciones.

Hasta ahora ha convocando sólo a jugadores nacidos en México, a pesar de la regla 10/8. Los torneos en puerta son todo un reto para observar si mantiene esa línea; por lo pronto, el colombiano se declaró contra los planes de Gianni Infantino, titular de la FIFA, quien busca impulsar el gigantismo en Mundiales con el aumento de 32 a 40 participantes a partir de 2026.

A la Concacaf le tocarían seis boletos directos. De por sí, la lucha es floja, la eliminatoria entonces carecería de interés, porque el Tricolor, incluso en su peor versión, tendría su pase casi seguro. Tal hecho quitará esencia a la competición. Pero Infantino sólo olfatea dinero, es una iniciativa con dedicatoria a países ricos que casi nunca llegan a un Mundial, como Qatar, Jordania, Emiratos Árabes, China y Sudcorea, entre otros.

La fecha FIFA dejó varios lesionados y una especie de sopor. La Liga Mx se reinició con pocos goles. Chivas y Monterrey tuvieron un parpadeo y el Toluca ya está en la cima de la tabla en el mismo torneo de su centenario. Dicen los Diablos que los motiva el coraje por la suspensión de dos piezas clave: Enrique Triverio y Rubens Sambueza.

Paco Jémez se quitó el antifaz al arranque de la jornada 12. El técnico de Cruz Azul dejó de lado los pretextos y el insostenible discurso optimista y triunfal. Su equipo se desmoronó en el vetado estadio del puerto jarocho, donde no hicieron falta los miles de testigos para avergonzarlo, al grado de que el estratega ibérico no pudo más.

En un arrebato de sinceridad, Jémez confesó que La Máquina –que acaricia su sexto torneo sin liguilla– está donde debe, en la ignominia. Incluso, durante el partido, increpó a sus jugadores, que no mostraban ni la mitad de amor propio y enjundia de sus rivales. Otro que reprobó el accionar de los suyos fue Antonio Mohamed. El técnico de los Rayados dijo que su equipo no mereció ganar ante América.

Tanto celestes como regiomontanos tienen una tabla de salvación al alcance de la mano. El martes Cruz Azul visita al Morelia en semifinales de la Copa Mx, mientras en la otra serie el Monterrey recibe a las Chivas. En tanto, Pumas se convenció de que puede ganar con claridad fuera de casa y el Pachuca firmó una histórica racha de juegos sin derrota.

El tiempo se agota y la lucha por el descenso se cierra. Veracruz ganó y quedó dos puntos abajo de Morelia, y a tres de Chiapas. Puebla rescató un valioso empate y el desenlace se aproxima con desesperante angustia, sobre todo para escualos, Monarcas y Jaguares.



Autor original: Marlene Santos Alejo

Fuente original: