México pide juegos de Grandes Ligas

0
63


[email protected]

El empresario regiomontano Carlos Bremer solicitó a la oficina de Grandes Ligas que nuestro país albergue encuentros oficiales de la temporada 2018.

Por medio de una carta enviada ayer al comisionado Robert Manfred, de la cual EL UNIVERSAL tiene una copia, Bremer detalló su labor como patrocinador del deporte amateur y profesional en México y se propuso para promover la serie.

De acuerdo con una declaración que Bremer Gutiérrez realizó a este medio en diciembre del año pasado, Monterrey es la ciudad destinada para acoger a los Dodgers de Los Ángeles, que en la actualidad son la novena con mayor número de peloteros tricolores.

En el roster de los angelinos figuran Adrián González y los pitchers Julio Urías, Sergio Romo y Vidal Nuño, quienes, a excepción de Urías, estarán con México en el próximo Clásico Mundial de Beisbol.

“Hablé con el comisionado y primero me dijo que nos enfocáramos en realizar el Clásico Mundial de Beisbol y después hablaríamos de tres series que nos gustaría llevar a Monterrey, Guadalajara y la Ciudad de México”, declaró Bremer en diciembre del año pasado.

La propuesta del filántropo deportivo es que después de los choques en el estadio de los Sultanes de Monterrey, Grandes Ligas visite Jalisco, en 2019, y luego la Ciudad de México, donde los Diablos Rojos estrenarán parque.

El año pasado, los Padres de San Diego y los Astros de Houston visitaron la capital para un par de juegos de pretemporada que colmaron las tribunas el estadio Fray Nano.

La primera ocasión que México recibió compromisos oficiales de Grandes Ligas fue en 1996, cuando los Padres enfrentaron a los Mets de Nueva York en Monterrey.

El martes pasado, Adrián González y el cubano Yasiel Puig acudieron a una reunión en la capital neoleonesa con Carlos Bremer, donde prácticamente se logró el acuerdo para que Dodgers sea uno de los equipos que participen en México.

Aún no se define si los californianos actuarán como locales o visitantes administrativos.



Autor original: Ariel Velázquez / Enviado

Fuente original: