Morelia rescata el empate en el Volcán

0
111


Agencias

 

Periódico La Jornada
Domingo 26 de febrero de 2017, p. a13

Monterrey, NL.

El campeón Tigres lució muy deslavado en el empate 1-1 que pudo rescatar ante Morelia, en un partido de la octava jornada que tuvo un halo de luto por la muerte del memorable Carlos Miloc.

Los jugadores felinos saltaron a la cancha del Volcán a calentar portando una playera con el rostro de Miloc, a quien dedicaron un minuto de aplausos, tanto los universitarios como los jugadores de Monarcas, ambos equipos fueron dirigidos por el ex técnico.

El juego tuvo una primera parte equilibrada, pero con algunas insolencias cometidas por los visitantes, sobre todo en los botines de Jefferson Cuero, quien en un par de ocasiones dio buenos sustos a los felinos.

Pero Tigres cometió un descuido que capitalizaron los de Morelia, cuando Hugo Ayala cometió una falta muy evidente en el área contra Raúl Ruidíaz, por lo que el árbitro ordenó un penal.

El tiro lo cobró el mismo afectado con un sesgo, pero que el portero de Tigres olfateó bien aunque el salto fue retardado y no pudo impedir el gol.

Después del tanto, los universitarios intentaron recobrar el ánimo y buscaron hacerse del control, con llegadas insistentes aunque sin fortuna.

La segunda parte no tuvo demasiados momentos de emoción. Morelia se veía cómodo con la ventaja y Tigres parecía que no se percataba de que estaba en desventaja en su propia cancha.

Monarcas paseaba la pelota pero ya sin esa profundidad y filo que había mostrado en la primera parte, pero que llevaron el duelo a un momento de somnolencia.

De pronto, al 71 André-Pierre Gignac despertó a Tigres de su letargo. Tras una falta que cobró Damián Álvarez enviando al área, el francés llegó atinado para rematar de cabeza el gol del empate. No hubo celebración que pudiera ser entendida como provocación –el detonante de los disturbios contra Veracruz la semana pasada–. Gignac sólo pidió calma como festejo de su tanto.

Pero poco después Monarcas metió un susto descomunal a los Tigres, a quienes sorprendieron mal parados y en un contragolpe Rodrigo Millar filtró un balón a Jefferson Cuero, quien estaba en posición adelantada, además de que la zaga trató de impedirlo derribándolo.

Tigres la hizo casi de inmediato, con Gignac, pero el delantero francés también estaba en fuera de juego y sólo quedó en amago.

El duelo terminó con los universitarios metidos en el área de Monarcas, pero sin la precisión para marcar, en un desesperado último tramo.



Autor original:

Fuente original: