Panteón, espacio para el arte urbano

0
20


[email protected]

Un nuevo centro cultural en el Centro Histórico se ha propuesto llevar el street art más allá de las calles y espacios urbanos. Se trata del Centro Cultural Panteón, ubicado en la antigua sede de la Academia Mexicana de la Lengua, un recinto colonial que desde febrero de este año comenzó a exhibir en sus salas propuestas de artistas urbanos.

La muestra más reciente estuvo dedicada al reconocido grafitero Buster Duque, cuya carrera comenzó a finales de los años 90, cuando realizaba grafiti de forma ilegal en las calles de su natal Monterrey.

Con la presentación de la exposición dedicada al regiomontano, este espacio ubicado en Donceles 66 inauguró la “Serie Despertar”, un conjunto de exposiciones que abordan el tema del arte urbano. El próximo 13 de septiembre abrirá una exposición dedicada a Hows, un mexicano que ha llevado sus grafitis y trazos urbanos a otras partes del mundo.

Más adelante se presentará el trabajo de Watchavato, quien en su trabajo se ha concentrado en transformar la idea del pandillerismo en el norte de México.

El Centro Cultural Panteón abrió sus puertas el pasado mes de febrero y nació con el objetivo de “brindarle a los artistas un camino por el cual ellos puedan realizar sus sueños o trabajar en su persona a través de la expresión artística”, según explica Andrés, coordinador del proyecto.

Además del arte urbano, Panteón genera diversas actividades alternativas, como conciertos de rock y exhibiciones de arte contemporáneo, con el fin de acercar a los jóvenes a la cultura, como una alternativa a los espacios oficiales y tradicionales, o a los espacios gestionados por fundaciones o proyectos de empresarios en el Centro Histórico.

El proyecto “Series Despertar”, cuenta Medina, pretende “inquietar a la gente, hacerla que se cuestione cosas o que simplemente vea algo y le despierte sensaciones”.

El coordinador cultural, quien estudió cine en la Universidad Iberoamericana, se inició en la gestión de proyectos culturales a partir de la editorial El Fanzine, periodo en el que tuvo contacto con algunos artistas. Después, relata, abrió un estudio editorial que se llama Xolo y fue a partir de este último proyecto que nació la oportunidad de generar el concepto del Centro Cultural Panteón.

El espacio destina sus cuatro salones a la exhibición de la obra de artistas, quienes son convocados por los propios coordinadores del recinto. El requisito es que “comprendan y quieran enaltecer el arte para la sociedad y no hacer algo lucrativo de él”.

Uno de estos cuatro espacios es el Salón del despertar, que está destinado completamente al grafiti; en su auditorio, se montan ferias de arte de todo tipo, en donde se pueden encontrar hasta piezas o artículos diseñados por los artistas participantes; más adelante se incluirán artes escénicas.

Se trata de un recinto diverso que pretende captar al mayor público posible, por eso se han presentado tatuadores, grafiteros, patinadores, artistas plásticos y músicos.

El Centro Cultural Panteón abre de martes a viernes en un horario de 12 a 19 horas; Sábados de 13 a 20 horas, y domingos de 11 a 17 horas.



Autor original:

Fuente original: