Por falta de fármaco, IMSS recurre a transfusiones para atender hemofilia

0
104


Ángeles Cruz Martínez

 

Periódico La Jornada
Lunes 6 de febrero de 2017, p. 33

Debido a un error en el fallo de la licitación realizada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para la compra del factor IX de la coagulación, se retrasó la entrega del producto, el cual empezó a escasear desde los primeros días del año. Pacientes con hemofilia tipo B resienten las consecuencias porque la medicina es indispensable para detener las hemorragias que les ocasiona la enfermedad.

La alternativa, ante la carencia del factor I, es regresar al pasado, como les ha ocurrido a algunos pacientes, que ante la carencia son referidos a las áreas de urgencias para que les realicen transfusiones sanguíneas, señaló Juan Carlos Flores, presidente de la organización Hemofilia XXI.

Dijo que la semana pasada envió una petición al director del instituto, Mikel Arriola, para que intervenga, dé solución al problema y de esa manera los pacientes puedan preservar su calidad de vida.

La hemofilia es un trastorno de origen genético, que ocasiona la carencia de alguna proteína en la sangre (factor VIII o IX), sin la cual no hay coagulación y los sangrados se presentan fácilmente y de manera interna. Esto ocasiona, generalmente, daños articulares que, de no atenderse, evolucionan hasta provocar discapacidad.

Generalmente la hemofilia la transmite la madre a sus hijos varones y hay dos tipos: A o clásica, por ausencia de factor VIII; y B, también conocida como Christmas, donde lo que falta es el factor IX.

De acuerdo con el tipo de factor que les hace falta, los pacientes consumen el producto y de esa forma previenen las hemorragias o, cuando se llegan a presentar, las pueden detener de inmediato y sin mayores consecuencias para su organismo.

El problema con la licitación del IMSS se presentó en la compra de factor IX que se debe surtir en el Distrito Federal y Monterrey, principalmente, informó Juan Carlos Flores.

En tanto, el Seguro Social reconoció que se hizo mal el cálculo del costo del contrato, con lo que el proveedor, en este caso la distribuidora Fármacos Especializados, iba a recibir alrededor de 70 mil pesos menos.

Para corregir la falla y en acuerdo con la distribuidora, ésta presentó un recurso de impugnación ante el Órgano Interno de Control (OIC) del IMSS, pero, también de común acuerdo, no será necesario esperar la conclusión del proceso administrativo, por lo que la proveedora empezará a surtir el producto. En los próximos días quedará resuelto el problema, aseguró.



Autor original:

Fuente original: