Vogue, el baile de la comunidad LGBTT

0
86


Jessica Xantomila

 

Periódico La Jornada
Martes 28 de marzo de 2017, p. 39

Libertad es lo que constantemente busca la comunidad lésbico, gay, transexual, travesti (LGBTT). Ahora lo está consiguiendo en la cultura ballroom (salón de baile), con el vogue, una danza que permite que los cuerpos puedan moverse transgrediendo la norma de lo binario (hombre y mujer), al ritmo de diferentes tipos de house.

Esta danza urbana es una expresión que va en contra de la invisibilización y negación de la diversidad sexual. Así nos mostramos y lo hacemos alegres y vitales, porque no hay nada peor que la imagen del homosexual o la lesbiana con culpa y amaestrados a la estética y los valores heterosexuales, dijo en entrevista Omar Feliciano, líder de una de las seis casas donde se practica y fomenta este baile.

El vogue requiere pasos básicos: movimiento de las manos, que generen ilusiones visuales; catwalk o desplazamiento de gato, que involucra mucho cadereo; el duckwalk, caminado de pato, que sea en cuclillas y requiere fuerza, por ejemplo, en los muslos, porque la idea es ir avanzan-do mientras se van haciendo movimientos con las manos; giros y caídas, explicó Siobhan Guerrero, integrante de House Drag.

Fuerte y femenino

El reto, dijo Feliciano, es ser suave, femenino y fuerte al mismo tiempo. Para caer como una pluma se requiere fuerza, no es fácil.

Aunque la comunidad en México es aún reducida, formada por no más de 400 personas, el vogue tiene presencia en Monterrey, Morelia, Veracruz, León, Guadalajara y el estado de México. Es un movimiento que surgió en Nueva York en los años 70, pero se practica en el país desde hace cinco años. Los integrantes de las casas Machos, Apocalipstik, Drag, Mamis, Queens, Shiva y Xolos asisten a mini y kikiballrooms, fiestas reducidas y con menos producción que un ballroom, y se realizan en espacios como Punto Gozadera y bares de la Ciudad de México.

En estas competencias hay un chanter, quien narra y guía el voguing, y “la música es muy importante porque cada estilo se baila con un beat particular”, señaló.

Además del vogue, en los ballrooms se compite en las categorías oldway y runway, entre otras. Los participantes se visten de acuerdo con las temáticas del día, que pueden ser figuras del cine, chicas de Las Lomas u otro.

En el miniroom organizado el domingo con motivo de la visita de José Extravaganza, pionero de la cultura ballroom, quien participó en la película Paris is Burning, los participantes asistieron vestidos de pachucos, rumberas, luchadores y mariachis.



Autor original:

Fuente original: